LA TECNOLOGÍA Y LA MEDICINA

El mundo que conocemos está sufriendo grandes cambios, la tecnología y la ciencia están transformando nuestras vidas con gran rapidez.

La salud también está siendo revolucionada  y es que este es un tema importante para la mayoría de la personas, queremos cuidarla, preservarla, mejorarla, y tratamos de hacer lo posible para que este bien. Todos nos preocupamos por  gozar de buena salud, unas personas se cuidan más, otros menos, pero al fin y al cabo la mayoría evitamos padecer de alguna enfermedad.

Desde hace tiempo nos han dicho que la forma de llevar una vida sana, es teniendo una buena alimentación, hacer ejercicio y tener una vida tranquila, sin embargo el mundo ha evolucionado tanto, que gracias a la tecnología  podemos hacer cosas y acceder a artefactos que nunca pudimos imaginar.

sysmiami-blog-tecnologiay-medicina

Las innovaciones utilizadas con sensatez pueden abrirle la puerta a una era de extraordinarias oportunidades, semejante revolución alimenta la creatividad de hombres y mujeres por todo el globo terráqueo, estos visionarios inventan e implementan soluciones nuevas.

ES LA VIDA ETERNA EL SUEÑO SUPREMO PARA LA HUMANIDAD?

Para la gente  normal como nosotros, es primordial  proteger nuestro bien más preciado que es nuestra salud y la de quienes nos rodean.

Vivir tanto tiempo como nos sea posible es el sueño de miles de personas en el mundo, sin embargo está ocurriendo  lo impensable. La tecnología no solamente está para acceder a redes sociales, distraerse o conocer el mundo a través de una pantalla. Ahora esta juega un papel fundamental en la vida de algunas personas.

La ingeniería, la robótica, la electrónica y la nanotecnología llegaron a la medicina y no solo para fabricar  instrumentos con el fin de diagnosticar o realizar intervenciones, sino que ahora interactúan en los pacientes y  forman parte funcional en el cuerpo.

sysmiami-blog-mano-robotica

Mediante la inteligencia artificial, las personas se benefician con aplicaciones y  artefactos que les permiten llevar un control de su salud, incluso es posible que por medio de sensores y algunos algoritmos se pueda identificar si un ritmo cardíaco está fuera de lo normal.

También es posible analizar el comportamiento en redes sociales y dar alarmas en caso de que una persona esté atravesando estados de depresión. La mayoría de nosotros hemos evidenciado cómo la ingeniería y robótica contribuyen a la salud con nuevas máquinas que sirven para realizar cirugías y avanzadas radiografías.

Esta ciencia avanza a pasos de gigante, ya que  también permite crear exoesqueletos robóticos, incluso cosas simples pero de mucha ayuda para los pacientes, como pegamento para incisiones o equipos para detectar venas.

Pero la salud no solo se ha unido con la ingeniería y robótica, también entran en esta fantástica combinación la nanotecnología y la electrónica y lo más asombroso de todo, es la impresión 3D. Con esta provechosa combinación se pueden lograr cosas que  solo estaban en nuestra imaginación, tales como órganos de tamaño nano, que sirven para evidenciar su funcionamiento  y contribuir a la investigación y el uso de microchips para introducir en el cuerpo y que este pueda recopilar información relevante para un diagnóstico.

La maravilla de la impresión 3D está en que se puede imprimir con cualquier tipo de material, entre ellos elementos biológicos, lo que permite usar componentes compuestos de células posibilitando la creación de órganos o tejidos vivos que se puede cargar con células del paciente evitando el rechazo.

Uno de los últimos logros de la impresión 3D fue que en Suiza un grupo de investigadores usando la tecnología, la medicina e impresoras 3D lograron crear un corazón artificial con el tamaño, peso y palpitaciones iguales a las de un corazón biológico. Esto abre el paso a la posibilidad de crear órganos según la disponibilidad y necesidad del paciente.

sysmiami-blog-corazon-artificial

No sabemos lo que nos depara el futuro pero lo que si es cierto es que prevenir las enfermedades tan pronto como sea posible, curarlas, reparar nuestros cuerpos, recuperarnos de los accidentes de cada día y hacernos más fuertes que nunca, será el desafío para la medicina en el año 2050.

Los avances científicos y tecnológicos anuncian una nueva era que podría cambiar radicalmente cómo vamos a solucionar semejantes retos. Ingenieros, doctores y científicos de todo el mundo sueñan e inventan la medicina del futuro.